Bebidas

90% de disminución de patógenos en menos de 24 horas en superficies de acero inoxidable, en forma constante.

Entre $5 y $22 mil millones de dólares son los costos asociados a enfermedades por contaminación de alimentos según el departamento de agricultura de USA

Vitivinícola

Esta tecnología está especialmente indicada para el sector bodeguero e industria del corcho, para estabilizar al máximo los ambientes de los distintos procesos y operaciones.

Mediante la instalación de los sistemas de purificación Activteck en las distintas salas, se crean ambientes lo más inertes posibles, carentes de virus, hongos, bacterias (LAB entres otras). Por tanto, con la aplicación de esta tecnología se reducen drásticamente las concentraciones de u.f.c. “unidades formadoras de colonias”, existentes en todos los ambientes.

Uno de los problemas principales de la industria del vino y del corcho, es el llamado sabor a corcho, aunque la denominación sabor a humedad sea más correcta, una vez que se ha embotellado el vino. El principal responsable de transferir al vino este desagradable aroma de cartón mojado o humedad es el 2,4,6-tricloroanisol (TCA), aunque otros compuestos se ven también involucrados. La principal vía de formación de los cloroanisoles es a través de una Ometilación mediada por microorganismos, especialmente hongos, a ciertas condiciones de temperatura y humedad, de forma que el resultado es un vino de mala calidad que no se puede poner en el mercado.