Manufactura

La higiene en la manufactura es vital para proteger la salud pública y el bienestar, así como para asegurar la calidad de la producción.

Su meta es prevenir contaminación en la producción por medio de materiales no deseados, sustancias o micro organismos. Observar buenas prácticas de higiene reducen la probabilidad de la contaminación, propagación y multiplicación de patógenos y otros organismos en el ambiente de producción. Esto protege la salud de los consumidores que utilizan los bienes producidos, así como la de los trabajadores industriales.