Verduras y Hortalizas

90% de disminución de patógenos en menos de 24 horas en superficies de acero inoxidable, en forma constante.

Entre $5 y $22 mil millones de dólares son los costos asociados a enfermedades por contaminación de alimentos según el departamento de agricultura de USA

 

Las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA), representan uno de los problemas de salud pública más importantes, con repercusiones que inciden en el ámbito económico, social y político.

Las ETA son el resultado de la falta de higiene en los alimentos que se traduce en un alto número de brotes, principalmente de origen microbiano. En los Estados Unidos de América (EUA) por ejemplo, la incidencia anual de estos padecimientos se estima entre 24 y 81 millones de casos, mientras que en los países en vías de desarrollo el problema es más acentuado. Se ha estimado, por ejemplo, que en México el número de casos asciende a 200 millones por año.

Esta tecnología está especialmente indicada en el sector hortofrutícola, debido a la producción de etileno durante el proceso de maduración. Gracias a los sistemas de purificación y la producción del plasma purificador compuesto por oxidantes naturales (superóxidos, hidroxilos, hidroperóxidos, iones ozónidos, entre otros), se alarga el inicio del proceso de putrefacción de frutas y verduras, debido a la oxidación del etileno mediante éstos oxidantes naturales, dando como resultado dióxido de carbono y vapor de agua. • Así mismo, preserva a las frutas y verduras de la formación de mohos y colonias de bacterias, así como a los locales de almacenamiento de las desinfecciones químicas que estos requieren

Los alimentos de origen animal (cárnicos o lácteos) son los que con mayor frecuencia se involucran en brotes de ETA. Sin embargo, alimentos como las verduras, aunque en menor escala, también participan como vehículos de microorganismos patógenos

Una correcta higiene de los alimentos está determinada por multitud de factores: condiciones de obtención de los mismos, características de los medios empleados para su transporte, temperaturas y condiciones de conservación. El consumo de vegetales crudos, ensaladas de repollo y champiñones salados ha sido asociado a numerosos casos de brotes de enfermedades por microorganismos patógenos como Listeria monocytogenes, Clostridium botulinum, y Vibrio cholerae. Escherichia coli también ha sido relacionada a brotes de infecciones por el consumo de vegetales y ensaladas.

El método más utilizado para eliminar la presencia de microorganismos patógenos de las hortalizas, es la aplicación de sustancias químicas desinfectantes sobre su superficie. Adicionalmente puedes utilizar nuestros sistemas de purificación de ambiente que generar plasma con anti-oxidantes que ayudar a preservar var mejor las verduras y por más tiempo y a la vez elimina microbios del medio ambiente y de las superficies. Nuestros productos son un complemento ideal para sus estrategias y protocolos de prevención de contaminantes en alimentos, frutas y verduras.