Casas Hogar y de Retiro

Las infecciones más importantes en los adultos mayores, que los pueden llevar a la UTI, son: neumonía, infección del tracto urinario, sepsis intraabdominal, meningitis, endocarditis, diarrea nosocomial e infecciones fúngicas invasoras.

Neumonía

La neumonía constituye una amenaza importante para la salud de los adultos mayores, grupo etario que va en aumento, lo cual se correlaciona con mayor incidencia, mortalidad y costos de esta patología.
Con el envejecimiento se producen cambios fisiológicos a nivel pulmonar, como menor capacidad para expectorar y eliminar las bacterias, y reserva fisiológica disminuida, lo que implica menor tolerancia a infecciones graves y menor capacidad de recuperación, dando origen a la clásica presentación como neumonía de resolución lenta.

Existe mayor colonización bacteriana, con microorganismos más resistentes o virulentos, como Staphylococcus aureus, Klebsiella y Escherichia coli, que se asocian con inmovilización, incontinencia, comorbilidad cardiopulmonar, deterioro general e institucionalización. Además, el fenómeno aspirativo es más frecuente en los adultos mayores, especialmente en los enfermos neurológicos.

Con sistemas de purificación de ambientes, de limpieza antimicrobial e higiene de manos ayudamos a nuestros ancianos a tener una mejor calidad de vida.

Infografía de la Organización Mundial de la Salud. 

Formato PDF. Toque la imagen para ver la versión en grande.